Posts from the “Escritor invitado” Category

La cuarta pared. 4. Lluvia. Bibiana López

Lluvia

Por Bibiana López

“Llueve en silencio, que esta lluvia es muda

y no hace ruido sino con sosiego…”

Fernando Pessoa , fragmento

En la tarde lluviosa pasan pensamientos comunes como el de si hay ropa que se pueda mojar, si están cerradas todas las ventanas, si no dejaste expuesto algo sensible a la lluvia… y algunas otras personas tienen sentimientos nostálgicos o de felicidad por amor a la tormenta.

–¡La ropa!

–Ay, ay, las gotas están enormes.

–Ten, llévate esto de mientras.

Así es, la lluvia nos trae para los hogares algunos infortunios, como las goteras, ¡qué mal!

–Oye, ¿has ido al desierto? –preguntó alguien a su amigo mientras se protegían de la lluvia en un techito– qué frio hizo con esta agua y yo que no traje suéter.

–Tienes frio y piensas en el desierto

–Es que… debe ser gloriosa la lluvia ahí.

Mientras tanto en la casa otras dos personas doblaban y tienden sus prendas para que se terminen de secar dentro.

Fotografía: Gabriela López. 

Sobre la autora*
Bibiana B. López Álvarez
Comitán de Domínguez, estudiante de la licenciatura de Comunicación Intercultural en la Universidad Intercultural de Chiapas (UNICH), fue estudiante de intercambio en la Universidad Católica del Salvador (UNICAES) en Santa Ana, El Salvador.
Tallerista de teatro universitario. 
Fue parte de la creación de la obra "Caites o el destiempo de oficios a olvidar".

Paso de fuego. Un dorado otoño de peces. K’äñ limajbä chäytyak. Canario de la Cruz

Por Canario De la Cruz*


Un dorado otoño de peces *
Mayinaj
es un jardín de corales, 
hijas de arcoíris 
bebiendo acantilados.

El sol de tornados muslos 
cimbra la tierra
encendiendo estanques de lava.

Devora arrecifes de fuego 
hasta quedarse dormido.

En un sueño de sal
un bosque serpea el río
cubre la desnudez del agua 
con hojas amarillas
y salta
un dorado otoño de peces 
que se convierte en pescador 
con alma de red
capturando las noches que se alejan.


K’äñ limajbä chäytyak
Chuki aj Mayinaj
Iñichtyakbä ty’ox ja’
ba’ woli tyi iyowix ñajp,
jimba che’ tsil-tsilña lum
che’ mi’ ixäñ k’iñ
o jimba che’ jämuña yujkel
tyik ñajal
ba’ k’äñlemañtyak chäy
yujilobä wejlel
yik’oty mi ijo’k’ob lum
tyi ye’bal kolemtyakbä tye’,
ya’i
p’ulukña mi isutyel
tyi k’änlimambä yopoltyak tye’
tyi imal ja’ che’ mi icha’leñ xämbal ak’elel.

Fotografía: Johannes Plenio.

*Sobre el texto:

“Un dorado otoño de peces” es parte de la colección Anhelo de reposo. Antología poética, Editorial Tifón, 2019, la cual reúne poemas bilingües de escritores de la zona altos de Chiapas, sur de México.

En esta revista estaremos compartiendo, en las próximas entregas, textos y poemas extraídos de dicha antología.

Sobre el autor:

Canario De La Cruz. Poeta y traductor Ch’ol. Estudió Lengua y Literatura Hispanoamericana, fundó la revista literaria universitaria Labrando Agua (2001), de la Facultad de Humanidades Campus VI, Tuxtla Gutiérrez. Fue becario del FONCA/CONACULTA: Jóvenes Creadores, emisión 2013- 2014. Coautor del libro: T’sunun. Los sueños del colibrí (Antología literaria en cuatro idiomas de Chiapas, 2017). Actualmente es miembro de la Organización Cultural Abriendo Caminos: José Antonio Reyes Matamoros, San Cristóbal de Las Casas Chiapas.

Paso de fuego. La ausencia. Yet q’am. Isabel Pascual Andrés

Por Isabel Pascual Andrés*

 

La ausencia *
En medio de tus pensamientos,
veo mudar una flor,
una ilusión de vientos grises
que acaricia el horizonte de mi piel.

En tu ausencia,
canto el dolor con el alma, 
tus palabras,
me tienen prisionera entre sus brazos..


Yet q’am
A x’ol a nabal,
chi wil toj jun an x’umaq’
chi toj x’ol jun q’aheb q’eq’ taq’ yili 
chi eq’ masasoq’ yin in tx’umal.

Yet q’an ach
x’ol yayilal chi bitni in pix’an 
maq’chibil in aj yuj a q’anej.

Fotografía: Johannes Plenio.

*Sobre el texto:

“La ausencia” es parte de la colección Anhelo de reposo. Antología poética, Editorial Tifón, 2019, la cual reúne poemas bilingües de escritores de la zona altos de Chiapas, sur de México.

En esta revista estaremos compartiendo, en las próximas entregas, textos y poemas extraídos de dicha antología.

Sobre el autor:

Isabel Pascual Andrés. Poeta y traductora en lengua q’anjoba’l, licenciada en educación primaria, curso el diplomado en creación literaria en la Escuela de Escritores (SOGEM) de san Cristóbal de las Casas, Chiapas, México, y el Seminario en Composición Literaria en CELALI. Ha sido antalogada en Universo Poético de Chiapas. Itinerario del siglo XX (CONECULTA, 2017).

La cuarta pared. 3. Inspiración. Bibiana López

Inspiración

Por Bibiana López

Cuando menos lo espero mi mejor amigo llama y siempre al finalizar la llamada nos decimos te quiero, no hablamos tan seguido y nos vemos muy pocas veces al año, pero sé que está ahí.

Sé también que están esas otras personas con espíritu inspirado por la yoga, por el arte, por el bordado, por la cocina… por muchas otras cosas, aquellas que me dicen “estoy orgulloso/a de ti”, “A seguir caminando”, “Eres fuerte”, “Sé que puedes hacer algo que me sorprenda”, “Eres importante”. Nadie más que la persona que recibe esas palabras sabe cuan especiales son esos comentarios. ¿Por qué no hacerlo más seguido? 

Una grata sorpresa como el te quiero de mi mejor amigo a kilómetros de distancia, cuando es inesperado, mejor.

Pero, ¿por qué no nos lo decimos a nosotros mismos?

Cuándo fue la ultima vez en la que me abracé a mi misma. Cuándo te abrazaste a ti y te reconociste por haber llegado hasta donde estas. Tú sabes lo que te costó superar cada obstáculo y si hay otro, sabes que lo superarás.

Detente un momento: ¿ya te reconociste, hoy?

Fotografía: B. B. L. A. 

Sobre la autora*
Bibiana B. López Álvarez
Comitán de Domínguez, estudiante de la licenciatura de Comunicación Intercultural en la Universidad Intercultural de Chiapas (UNICH), fue estudiante de intercambio en la Universidad Católica del Salvador (UNICAES) en Santa Ana, El Salvador.
Tallerista de teatro universitario. 
Fue parte de la creación de la obra "Caites o el destiempo de oficios a olvidar".

Paso de fuego. Versos como espadas. Jchol a’yej bit’il a’tejibal. Antonio Guzmán Gómez

Por Antonio Guzmán Gómez*

 

Versos como espadas*
Blando un verso endecasílabo como a una espada 
y con su acento de aguda rima
arremeto contra el universo de la poesía.

Mis ojos observan al mundo,
atento a la vida con la explosión inevitable de su
muerte,
me arroja al remolino de su constante duelo.

Todo agoniza
en bandada de palomas
suaves,
tranquilas
torpes y astutas en la paz de su blancura.

El viejo viento las agita,
caen al fondo de mis sueños, 
descansan sus alas en mis versos
donde hace siglos, despliego mi guerra.

En esa fracción de vida que no acaba, 
átomo de tiempo
donde enciendo cometas y galaxias, 
acentos como estrellas,
polvo de luces perpetuas, 
elevo mi sangre
sobre los abismos de la tierra.


Jchol a’yej bit’il a’tejibal
Ya tsak jchol a’yej ta bulucheb ts’ib bit’il a’tejibal 
sok k’un snuk’ulel sp’alap’al ts’ib
ya jtik’ ba sok slum k’inal nichimal k’op.

Ya sk’abuj sit te lum k’inal,
ya smakli kuxlejal sok sp’olemal stalel slajel, 
ya ch’oba ta yolilal sbatel k’op.

Spisil ya xk’unub
ta tsobtsob tsumutetik 
k’un,
jun yo’tanik
xnijet sok sbolilik
ta sakil slekilal.

Te mamal ik’ ya syuk’ila, 
ch’ayik koel ta yalan waychil, 
ya xkux xik’ ta chol k’op ka’yej 
banti nameytal, ya pas k’op.

Ta jujukaj kuxlejal te ma sna’ xlaje,
xch’ujch’ulel k’aal
banti ya tsum xch’alel ch’ulchan, 
snuk’ulel bit’il ek’etik,
ts’ubilel k’ajk’ ta komon,
jtoy jch’ich’el
ta sba muk’ul ch’en ta balamilal.


Fotografía: Johannes Plenio.

*Sobre el texto:

“Versos como espadas” es parte de la colección Anhelo de reposo. Antología poética, Editorial Tifón, 2019, la cual reúne poemas bilingües de escritores de la zona altos de Chiapas, sur de México.

En esta revista estaremos compartiendo, en las próximas entregas, textos y poemas extraídos de dicha antología.

Sobre el autor:

Antonio Guzmán Gómez. Poeta y traductor tseltal. Miembro activo de la Organización Cultural Abriendo Caminos: José Antonio Reyes Matamoros. Coautor del libro “Sab Xojob” / “Vapor de luz” (antología poética, 2007), autor del libro de poemas “Kuxinel bit’il k’ajk’” / “Vivir como fuego” (2017), y coautor del libro Ts’unun: los sueños del colibrí, poemario en cuatro lenguas de Chiapas: Chol, tsotsil, zoque y tseltal (2017). Actualmente asiste al taller literario de creación poética impartida por  el escritor Alejandro Aldana Sellschopp.

Paso de fuego. Un niño. Tut kerem. Alberto Gómez Pérez

Por Alberto Gómez Pérez*

 

Un Niño *
Un niño mutila el aire de la calle, 
A la orilla del hambre
vacía su tristeza.
Espera
Mientras su vida,
bajo el cielo,
se evapora en la ardiente ciudad.


Tut kerem
Jtujl tut kerem stuch’be yik’al xoral 
Ta sti’ilal swi’nal
Sjojchobtes smel o’tan. 
Smajli
K’alal skuxlejale,
Ta yajlanil ch’ujlchan,
Xtup’ bael ta sk’uxul sk’ajk’al jtejklum.



Fotografía: Johannes Plenio.

*Sobre el texto:

“Un niño” es parte de la colección Anhelo de reposo. Antología poética, Editorial Tifón, 2019, la cual reúne poemas bilingües de escritores de la zona altos de Chiapas, sur de México.

En esta revista estaremos compartiendo, en las próximas entregas, textos y poemas extraídos de dicha antología.

Sobre el autor:

Alberto Gómez Pérez. Escritor tseltal, Maestro en Cien- cias Sociales y Humanísticas por el CESMECA. Fue au- xiliar investigador en el Departamento de Investigación lingüística del CIESAS-Sureste. Ha sido ponente en Congresos Internacionales de Historia Oral en Managua, Nicaragua; Bogotá, Colombia, y en el Instituto Mora de la ciudad de México. Actualmente es profesor en la licenciatura en Historia en la FCS-UNACH, en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.

La cuarta pared. 2. El sombrero. Bibiana López

El sombrero

Por Bibiana López

“En un cajón del escritorio, entre borradores y cartas, interminablemente sueña el puñal con su sencillo sueño de tigre…”

Jorge Luis Borges en “El puñal”

Hay ciertos rasgos que nos hacen distinguir de los demás, alguna manía, fanatismo, vestimenta o cualquier gusto que refleje la alteridad.

A mi padre le gustaban mucho los cuchillos, las plantas, los animales y los sombreros. Siempre o casi siempre andaba con un sombrero, recuerdo un día que hubo una especie de tianguis en el parque central de la ciudad, yo iba a hacer un mandado por ahí y mi papá trabajaba cerca, nos habíamos visto por la mañana cuando yo desperté y el salía hacia su trabajo.

Nos encontramos muy cerca del inicio de aquel bazar, como si hubiesen pasado meses de la última vez que nos vimos, nos saludamos:

–¡Hola! ¿Cómo estás?

–Hola, bien y, ¿tú cómo estás? ¿Cómo esta tu mamá? Hace tiempo que no te veía

Y entre unas cuantas risas nos abrazamos, me pregunto que estaba haciendo por ahí, tuvimos una pequeña charla mientras me tomaba de la mano y recorríamos los puestos. Había de todo un poco, desde collares y ropa hasta café y productos de cocina, nos detuvimos en unos cuantos hasta llegar a uno donde había sombreros, a él le había gustado uno color camel. No lo compró y no me ofrecí a comprarlo tampoco, me despedí de él diciéndole que seguramente mi mamá iba a decir que había tardado.

–Te veo en la casa

No lo tengo muy claro, una tarde tal vez, uno o dos días después, lo vi con aquel sombrero camel.

–Sí te lo compraste

–¡Claro!

No lo utilizó muchas veces, sus pertenencias las cuidaba mucho pero agradecida estoy de que al menos en vida le pedí un sombrero de palma para un personaje. Me lo regaló. 

Será acaso que, como los cuchillos de Borges… ¿Algún secreto guardarán los sombreros?

Fotografía: pixabay

Sobre la autora*
Bibiana B. López Álvarez
Comitán de Domínguez, estudiante de la licenciatura de Comunicación Intercultural en la Universidad Intercultural de Chiapas (UNICH), fue estudiante de intercambio en la Universidad Católica del Salvador (UNICAES) en Santa Ana, El Salvador.
Tallerista de teatro universitario. 
Fue parte de la creación de la obra "Caites o el destiempo de oficios a olvidar".

Paso de fuego. Paisaje de violines. Stakopal me’olinetik. Miguel Pérez Santis

Por Miguel Pérez Santis*

 
Paisaje de violines *
Contienes un paisaje de violines en tu boca 
con la tristeza de los desamparados
que olvidamos al amanecer.

Escucho una sinfonía de cuerdas junto a tu cuello 
para aprisionarte en los profundos cementerios 
donde te espera la desolada mañana.

No te detengas,
si en las tinieblas de la noche
la música de violines
abre fosas y tu imagen emigra
hacia otras partes de la solitaria tierra.

Cuida tu ánimo y lleva en tu pecho 
la canción de los suicidas.

Stakopal me ́olinetik
Noj ta rabeletik li avo´ntone
ja tey yatel yo´ntonik li me´onaletike
ta saku´bel osil.
 
Chka’i sk’eojal vo´obetik ta xokon anuk’e
k´alal ta o’lol bamukinal bajal cha kom 
ta saku’bel osil te malabilot yu´unik.
 
Mu xa avikta aba
ta stokal ik’al osil
k´alal li sk’eojal me´olinetike
ta sjam li ch’ene xchi’uk ta xjel li atakopale
sventa cha xanav yu´unik ta yan teklumetik.
 
K’ela ba batel xchi’uk ich’o batel ta avo’nton
li sk’eojal namal lajelale.


(Traducción corregida por el autor)



Fotografía: Johannes Plenio.

*Sobre el texto:

“Paisaje de violines” es parte de la colección Ahelo de reposo. Antología poética, Editorial Tifón, 2019, la cual reúne poemas bilingües de escritores de la zona altos de Chiapas, sur de México.

En esta revista estaremos compartiendo, en las próximas entregas, textos y poemas extraídos de dicha antología.

Sobre el autor:

Miguel Pérez Sántiz. Chamula, Chiapas, 1985. Traductor y poeta. Curso el XV diplomado de creación literaria por la escuela de escritores de la SOGEM San Cristóbal de las Casas, Chiapas (2010); en el taller de poesía Óscar Oliva, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas CONECULTA (2016). Ha publicado en el libro “As- tilo” antología poética. Miembro del taller literario de la Organización Cultural Abriendo Caminos; José Antonio Reyes Matamoros.

La cuarta pared. 1. Puerta vaivén. Bibiana López

Puerta vaivén

Por Bibiana López

Hace un rato que tengo el título de “la puerta vaivén”, siempre me han llamado la atención por que en las casas en que he vivido siempre hay una de ellas.

La he relacionado con la existencia del ser humano, con la vida… cómo es que a veces va y viene de diferentes circunstancias, unas veces más caóticas, otras veces más en calma; siempre en movimiento aunque a veces sea tan leve que no nos damos cuenta que el tiempo avanza.

Pienso que hay que disfrutar y dejarnos sentir sea cuál sea el momento por el que se esté pasando. Cuando la vida se pone “complicada” empezamos a valorar más los pequeños detalles de la vida. Mi directora de teatro, una gran persona de la cual espero escribir también, cita mucho: “en los detalles está Dios”, porque siempre los detalles son lo que hacen sobresalir la obra (sea teatral o no). Ahora entiendo un poco más esa idea, son en los pequeños pero más importantes detalles cuando recuerdas a las personas, sus frases, sus ideas, sus conocimientos, su acciones diarias y sus sentimientos.

La puerta vaivén me recuerda que un momento estás sonriendo y en otro estás llorando, pero, es eso, un momento. Y saldrás y regresarás a él cuando tenga que ser.

Leí la columna «La presencia del cenzontle», de una querida persona, y cuando lo hice espere y le dije a ella misma que ojalá la vida me regalara mensajes misteriosos.

Por la tarde del miércoles, a mi madre y a mí nos visitó un ser, y con el corazón deseé que fuera uno de esos «mensajes misteriosos»:

Sentadas en el mismo sillón un pequeño pajarito nos visitó.

–Mamá: ábrele la ventana para que pueda salir.

Me paré y abrí la puerta por si éste se iba hacia allá, mas voló hacia una ventana, nos volteó a ver por un instante y desapareció. La ventana estaba cerrada, no habría podido atravesarla. Lo buscamos, no dejó rastro.Alguna corriente de aire, no sé, la puerta vaivén de mi casa rechinó como si me recordara que ese era uno de esos momentos, instantes, que hay que valorar, vivir.

Fotografía:  Harrison Haines

Sobre la autora*
Bibiana B. López Álvarez
Comitán de Domínguez, estudiante de la licenciatura de Comunicación Intercultural en la Universidad Intercultural de Chiapas (UNICH), fue estudiante de intercambio en la Universidad Católica del Salvador (UNICAES) en Santa Ana, El Salvador.
Tallerista de teatro universitario. 
Fue parte de la creación de la obra "Caites o el destiempo de oficios a olvidar".

Paso de fuego. Vok’ebal. Angelina Suyul

Por Angelina Suyul*

 
Nacimiento
Germina de madrugada la hija de la luna 
aroma de hierbas la envuelven con su savia 
el rocío baña su simiente
al ritmo del amanecer;
como bromelia en un roble
riega sus raíces en el cálido seno de su madre.


Vok’ebal
Chvok’ stseb jmeme’tik ta ik’luman osil, 
chvole ta slekil muil vomoletik.
Li ts’ujul chatintasbe sva’leb
k’alal xojobaj lok’eltal jtotik;
k’ucha’al kilon-ech’ ta tulan 
tsk’i yibel ta sk’ixin kuxlej sme’.

Fotografía: Johannes Plenio.

*Sobre la autora:

Angelina Suyul (1984), Poeta Tsotsil. Antropóloga Social por la Universidad Autónoma de Chiapas. Coautora de dos antologías: Sbel Sjol yo’nton ik’ Memorias del viento publicado en el año 2006 y Ma’uk sti’ilal xch’inch’unel k’inal Silencio sin frontera publicado en el año 2011. Ac- tualmente asiste al taller literario “José Antonio Reyes Matamoros” impartido por el maestro Alejandro Aldana Sellschopp, Chiapas; e integrante del grupo Misiones por la Diversidad Cultural, por parte de la Secretaria de Cultura.

**Sobre el poema:

Poema de la colección Ahelo de reposo. Antología poética, Editorial Tifón, 2019.