Inspiración

Por Bibiana López

Cuando menos lo espero mi mejor amigo llama y siempre al finalizar la llamada nos decimos te quiero, no hablamos tan seguido y nos vemos muy pocas veces al año, pero sé que está ahí.

Sé también que están esas otras personas con espíritu inspirado por la yoga, por el arte, por el bordado, por la cocina… por muchas otras cosas, aquellas que me dicen “estoy orgulloso/a de ti”, “A seguir caminando”, “Eres fuerte”, “Sé que puedes hacer algo que me sorprenda”, “Eres importante”. Nadie más que la persona que recibe esas palabras sabe cuan especiales son esos comentarios. ¿Por qué no hacerlo más seguido? 

Una grata sorpresa como el te quiero de mi mejor amigo a kilómetros de distancia, cuando es inesperado, mejor.

Pero, ¿por qué no nos lo decimos a nosotros mismos?

Cuándo fue la ultima vez en la que me abracé a mi misma. Cuándo te abrazaste a ti y te reconociste por haber llegado hasta donde estas. Tú sabes lo que te costó superar cada obstáculo y si hay otro, sabes que lo superarás.

Detente un momento: ¿ya te reconociste, hoy?

Fotografía: B. B. L. A. 

Sobre la autora*
Bibiana B. López Álvarez
Comitán de Domínguez, estudiante de la licenciatura de Comunicación Intercultural en la Universidad Intercultural de Chiapas (UNICH), fue estudiante de intercambio en la Universidad Católica del Salvador (UNICAES) en Santa Ana, El Salvador.
Tallerista de teatro universitario. 
Fue parte de la creación de la obra "Caites o el destiempo de oficios a olvidar".