Voces ensortijadas 76

Por María Gabriela López Suárez

Escribir para compartir


El clima cálido que se percibe en esta temporada lluviosa me acompaña en este texto que voy redactando para ustedes. Vienen a mi mente varias de las experiencias, personajes, relatos, sucesos, instantes que han ido  nutriendo cada entrega semanal de las Voces ensortijadas.

La imaginación sumada a lo que se puede observar en lo cotidiano son ingredientes que he ido descubriendo en cada texto que escribo. Uno de los elementos que disfruto del género periodístico de la columna es su flexibilidad para abordar la diversidad de temas sobre los que uno se interese. Así, en estas Voces ensortijadas, ustedes han leído algunos escritos informativos, otros que buscan ser una especie de relatos con personajes creados que nos dejan enseñanzas o nos invitan a la reflexión. 

Cada semana es un nuevo reto que tengo para ir definiendo y eligiendo qué temática habré de trabajar que pueda ser de interés para el público lector. Estas Voces ensortijadas son un tejido en colectivo, las líneas escritas dejan de pertenecer a la autora cuando ustedes las hacen suyas, cuando resuenan con algo del texto, se identifican con sus personajes o con los mensajes que lleva implícita cada entrega.

Hoy les comparto con agradecimiento y emoción que este proyecto que puse en marcha en 2017 llega a su cuarto aniversario. Escribir para compartir es uno de los regalos más bellos que hoy tengo. La escritura es tan noble que permite no solo plasmar en ella emociones, inquietudes, preocupaciones, reflexiones, evocaciones, sino que se convierte en una compañera inseparable, esa consejera que es sabia y nos guía cuando lo requerimos. Se escribe por placer y eso alimenta el espíritu.

En este cuarto aniversario de las Voces ensortijadas agradezco desde el corazón a quienes forman parte de esa inspiración cotidiana, a cada lector, lectora que dedica espacio de su valioso tiempo para no solo leer sino escribir sus comentarios, hacerme llegar sus opiniones, sugerencias, reflexiones y las anécdotas que evocan. Cada mensaje es un estímulo que me inspira y anima a seguir con la escritura.  Gracias por permitirme llegar a ustedes y por brindarme un espacio en su caminar.

Agradezco el valioso apoyo de la Revista Letras, ideaYvoz por brindarme espacio para la divulgación; a mis compañeros, compañeras que me han invitado a que las Voces ensortijadas también sean grabadas y se divulguen en espacios radiofónicos como Palabras Sonoras y Tropikalia. De igual manera, doy gracias a la divinidad y al universo por permitirme llegar a este cuarto aniversario y que las ideas sigan fluyendo con el mismo ánimo y entusiasmo de la vez primera.
  
 

Photo by Min An on Pexels.com

Sobre la autora:

Maria Gabriela López Suárez

Doctora en Estudios Regionales por la Universidad Autónoma de Chiapas y Doctora en Dirección y Planificación del Turismo por la Universidad de Alicante. Docente investigadora en la Universidad Intercultural de Chiapas (UNICH). Es integrante  de la Red Internacional de Investigadores en Turismo, Desarrollo y Sustentabilidad (RITURDES), del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), del Colectivo Fotográfico Tragameluz y del Colectivo Reminiscencia, este último aborda el tema de los feminicidios. Desde 2008 colabora en diferentes medios en Chiapas. Fue corresponsal en Chiapas de la Agencia Informativa Conacyt. Actualmente es productora del programa radiofónico de la UNICH, Los Colores de la Voz; colabora también en la Red de Comunicadores Boca de Polen. A.C.