Polvo del camino/ 38

Mujeres, hombres, niños

Héctor Cortés Mandujano

 

En Alice (1990), escrita y dirigida por Woody Allen, la protagonista, una rica que siente que consume su vida en vanidades, decide escribir y toma un curso; cuando intenta concretar su pensamiento ante la máquina aparece su musa (vestida en el absurdo anacrónico con que nos la representa la antigua cultura griega) y le dice que su profesor no tiene intenciones de enseñarla, que sólo quiere acostarse con ella. 
     Alice, interpretada por Mia Farrow, la contradice y afirma que su maestro es muy profundo. 
     La musa, nada sutil, retoma el término: “Profundo es donde te la quiere meter”.
 
***
 
Antes de medianoche ((Before Midnight, 2013, dirigida por Richard Linklater), es la tercera cinta de la magnífica trilogía que comprende, además, Antes del amanecer y Antes del atardecer. 
     En una de las escenas, frente a una mesa donde comparten la sal y el vino (la película transcurre en Grecia), conversan varios personajes. 
     Una mujer cuenta que su mamá, enfermera, era quien recibía a los que volvían de la anestesia, luego de una operación por accidente. 
     Las mujeres, le contó su madre, lo primero que hacían al abrir los ojos era preguntar por sus hijos, por su marido, por los otros involucrados. 
     Los hombres, apenas volver a la realidad, buscaban con la vista si nada les había pasado en el pene.
 
***
 
Luis Buñuel fue muy amigo de Salvador Dalí y de Federico García Lorca, aunque con él tuvo problemas, porque no aceptaba su homosexualidad. Un perro andaluz (1929), la primera película escrita por Dalí y Buñuel, y dirigida por éste, se supone que fue una especie de insulto a García Lorca, según Ian Gibson, en Luis Buñuel. La forja de un cineasta universal (1900-1938), enorme y cuidadosa investigación de casi mil páginas (Debolsillo, 2015). 
     Luego Buñuel dijo que Lorca no sólo era un artista, sino que, al margen de lo genial que era su poesía, su teatro (p. 173), “la obra maestra era él […] Cuando lo conocí, en la Residencia de Estudiantes, yo era un atleta provinciano bastante rudo. Por la fuerza de nuestra amistad él me transformó, me hizo conocer otro mundo. Le debo más de cuanto podría expresar”.
     García Lorca publicó un poema surrealista en La gaceta Literaria (15 de enero de 1929), que se refiere a los hijos (p. 308): “Es necesario tener doscientos hijos y entregarlos a la degollación. Solamente de esta manera será posible la autonomía del lirio silvestre”.  

Contactos: hectorcortesm@gmail.com
Fotografía: Nadia Carolina Cortés Vázquez.

*Sobre el autor:

Héctor Cortés Mandujano

Narrador, dramaturgo y periodista cultural

Finca El Ciprés, Villaflores, Chiapas, 1961.

Sus publicaciones, una amplia colección, abarcan varios géneros: Cuento, dramaturgia, novela, relato, ensayo y varias coautorías. Ha sido antologado en libros y revistas especializadas.

Aunque desde hace varios años se ha abstenido de participar en concursos y convocatorias, tiene varios premios y reconocimientos por su actividad literaria, mencionamos algunos: Premio Puerta 2010 al Mejor Dramaturgo, otorgado por la Asociación de Periodistas Culturales de Chiapas “Trozos de sol”; Premio Nacional de Novela Breve Rosario Castellanos, con Aún corre sangre por las avenidas (2005); Premio Estatal de Novela Breve Emilio Rabasa, con Vanterros (2004).

Lo puedes seguir en su columna Casa de citas.

Correo electrónico: hectorcortesm@gmail.com